Como ya se estableció en la primera fase del proyecto, los ITINERARIOS DE LA ESCUCHA se establecerían como acciones múltiples a realizar en el tiempo en el espacio urbano de la ciudad. El objetivo de estos itinerarios es el de organizar mapas transversales de comunicación con el ciudadano y sus estructuras sociales. Los itinerarios alcanzarían desde la calle a centros cívicos, organismos, entidades y asociaciones sociales, culturales, ciudadanos, vecinales…en los que se interactuaría con el sonido de la propia ciudad desde una didáctica del sonido y una concienciación del espacio sonoro sevillano como uno de los patrimonios a preservar y una de las bases de la educación ciudadana.